Datos estadísticos sobre la donación de sangre en españa

Los últimos datos estadísticos recogidos de la donación de sangre en España son bastante reveladores y no dejan a nadie indiferente, sobre todo comparándolos con otros países del mundo.

En este estudio hemos querido centrarnos en el marco español y ver cómo evolucionan las donaciones en los últimos años.

Ante todo, queremos felicitar y dar las gracias a todas aquellas personas que con su aportación totalmente altruista hacen posible que millones de personas consigan recuperarse y puedan llevar una vida normal.

Donantes Activos por Sexo / Donantes Activos por Edad

Donantes Activos por Sexo

Donantes por Grupo Sanguíneo y Factor RH
según la Frecuencia Media en España

Donantes por Grupo Sanguíneo

EVOLUCION DEL N DONANTES NUEVOS Y ACTIVOS EN LOS ULTIMOS 5 ANOS

Donantes nuevos

EVOLUCION DEL N DONANTES

AÑO 2015: 190.630

(522 cada dia)

Donantes activos

EVOLUCION DEL N DONANTES 2

AÑO 2015: 1.905.100

DISTRIBUCION DEL CONSUMO DE LA SANGRE EN DIFERENTES AREAS SANITARIAS

ONCOLOGIA24%
INTERVENCIONES QUIRUGICAS23%
OBSTETRICIA-PARITORIOS10%
TRASPLANTES DE ORGANOS12%
ENFERMEDADES DE LA SANGRE15%
CONSUMOS EN CRONICOS Y VARIOS16%
 100%

Índices de Donación por 1.000 Habitantes

España

Estadísticas sobre donación de sangre en España, 2015

Comunidad Autónoma

Nº Donaciones en
2014

Donaciones en 2015

Incremento

Índice de
donaciones por 1000 Habitantes

Ranking s/Índice Don.

·

·

·

 

·

·

ANDALUCÍA/CEUTA

274.136

281.317

2,62

33,49

14º

ARAGÓN

45.460

43.352

-4,64

32,90

15º

ASTURIAS

41.104

44.447

8,13

42,28

BALEARES

38.872

37.947

-2,38

34,36

12º

CANARIAS

62.740

65.103

3,77

31,00

17º

CANTABRIA

23.614

23.480

-0,57

40,12

CASTILLA Y LEÓN

104.510

106.023

1,45

42,89

CASTILLA-LA MANCHA

72.621

74.035

1,95

35,95

10º

CATALUÑA

255.964

256.878

0,36

34,21

13º

EXTREMADURA

47.130

49.581

5,20

45,36

GALICIA

111.255

110.500

-0,68

40,44

LA RIOJA

10.556

10.306

-2,37

32,51

16º

MADRID

250.932

248.381

-1,02

38,59

MELILLA

1.458

1.455

-0,21

17,00

18º

MURCIA

51.245

50.805

-0,86

34,63

11º

NAVARRA

24.118

25.659

6,39

40,06

PAÍS VASCO

91.301

89.355

-2,13

40,82

VALENCIA

175.783

179.414

2,07

36,02

FUERZAS ARMADAS

9.273

7.259

 

 

 

TOTALES

1.692.072

1.705.297

0,78

36,64

 

 

Donantes activos en el conjunto
nacional en 2015:
1.905.100

Donantes nuevos en 2015: 190.630

FUENTE: FEDSANG. Nº
habitantes según Censo de Población publicado en Enero de 2015

 

Regala vida

Con un gesto tan sencillo como regalar un poco de tu sangre sin esperar nada a cambio consigues un agradecimiento eterno.

Aunque a simple vista pase desapercibido, en los análisis estadísticos queda bien claro y diferenciado como en los últimos años se observa un incremento general en el número de donantes de sangre. Es cierto que es un ascenso progresivo sin cambios muy bruscos. Cada año se suben al carro de las donaciones un 1% más que el año anterior, previendo para los próximos cinco años que este valor se multiplique por cinco.

Aun así, aunque esto no ocurriese y siguiese la misma línea, sería suficiente para mantener la demanda de sangre en España. Cubrimos la demanda sin necesidad de “pedir prestado” a los países vecinos como nos ocurrió en años anteriores.

Las campañas dan su fruto día a día

Ha sido un trabajo muy duro y largo en el tiempo el que ha llevado que las campañas publicitarias de concienciación para la donación de sangre hayan dado por fin sus frutos.

Tanto el Sistema Nacional de Salud (SNS) como las asociaciones y grupos de voluntarios, han puesto mucho tiempo y muchos recursos para que nos demos cuenta el gran valor que tiene el ser donante y el hecho de regalar un poco de uno mismo es básico para que otras personas puedan vivir.

Incluso una insignificante y pequeña gota de sangre es necesaria para dar la vida a otra persona. De ella puede depender que otra persona viva o no.

Igualdad para todo y para todos

Aunque en otro tiempo no fue así, hoy podemos observar que existe una igualdad en el porcentaje de personas que donan sangre independientemente del sexo, edad, raza, religión u orientación sexual.

Afortunadamente, ya no existe diferencia entre unos y otros, y menos cuando se trata de ayudar a los demás. Todos unidos por el mayor objetivo: salvar vidas.

El equipo campeón

Es gratificante observar que los casi 2 millones de donantes activos en España se mantienen en el tiempo acudiendo regularmente a sus extracciones periódicas sin fallar en ninguna ocasión. También se observa un incremento considerable en el número de los nuevos donantes superando ya las 500 donaciones diarias.

En cuanto a las comunidades económicas con mayor índice de donaciones por cada mil habitantes, caben destacar Extremadura, Castilla y León, y Asturias. Aunque hay que decir que las cifras con el resto de comunidades autónomas afortunadamente son muy parecidas.

En cuanto a las provincias sobresalen por encima de la media, Álava y Burgos, y siguiéndolas muy de cerca Asturias, Navarra, Cantabria, Badajoz y Valladolid.

Todos los que hacemos posible de alguna manera que este proceso se lleve a cabo, estamos muy agradecidos a todos los donantes que dejan a un lado sus quehaceres diarios para acercarse a donar sangre, tanto a los veteranos como a los nóveles: el verdadero equipo campeón.

Nunca es suficiente

A pesar del empeño que todos mostramos, nunca es suficiente si se trata de la sangre.

Aunque en el último año los valores de sangre del grupo sanguíneos A+ y O+ han superado con creces las expectativas con respecto al año anterior, se desearía que ocurriera lo mismo para el resto de grupos.

Y es terrible que hasta el día de hoy no se haya encontrado el mecanismo por el cual se pueda crear sangre. Desafortunadamente, tampoco se puede almacenar, lo que implica la necesidad de donaciones diarias para hacer frente a la demanda existente.

El tiempo tanto del plasma como de las células sanguíneas es muy limitado, y por ello se requiere de donaciones continuas y regulares.

Actualmente los déficits de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas lo tenemos más o menos controlados con las donaciones diarias, pero en cuanto al plasma sanguíneo lo tenemos un poco peor.

Las grandes necesitadas

Como ya sabemos, la sangre transfundida es necesaria para cubrir las necesidades de un cuerpo enfermo. Con su ayuda, este cuerpo puede mejorar, y en otros casos, tan solo mantenerse un poco más.

Desgraciadamente las cifras referentes a enfermedades oncológicas se han disparado en los últimos años, y esto ha hecho que las necesidades de sangre se hayan incrementado. Además, se suma el requerimiento de la misma durante las operaciones, que también alcanzan unos niveles vertiginosos.

Pero no solo contamos con estos dos problemas, los partos, los trasplantes de órganos, las enfermedades de la sangre… todos y cada uno de estos casos en algún momento demandan transfusiones de sangre.

A pesar de todo, España puede hacer frente a la demanda de sangre actual, augurando para el próximo año que las cifras de donaciones se incrementarán considerablemente debido a la fuerte conciencia social que se está produciendo en los últimos años.

Para ello, todos los organismos implicados tanto en las donaciones como en las transfusiones van a realizar una campaña activa para fomentar las donaciones de plasma en el territorio español.

Y como punto final, queremos recordar que siempre es bienvenida la donación de personas que quieran ayudar a salvar vidas, cada 24 horas se salvan más de 80 vidas y mejora la calidad de vida de más de 400 personas.

¿Quieres ser la razón de ser de estas a muchas más personas? Hazte donante. Tu gesto no tiene precio.


¿Qué y quiénes hacen posible la donación de sangre?


El proceso de la donación, y por ende el de transfusión de sangre, para que se pueda llevar a cabo debe pasar por múltiples etapas.

Aunque se pueda pensar que donar sangre es meramente extraer con una aguja un poco de sangre, hay muchas implicaciones tanto de personas como de colectivos que se encuentran entre bambalinas pero que sin ellas tampoco ocurriría este milagro.

Hemos querido elaborar un pequeño recorrido a través de la evolución de este proceso y quiénes lo hacen posible.

  • La necesidad

Hace años, mucha gente moría por presentar algún tipo de enfermedad relacionada con la sangre o asociadas a la coagulación de la misma.

Aunque en los orígenes eran problemas genéticos y afectaba a un grupo muy reducido de la población, poco a poco fueron afectando a más personas y estos problemas se unieron a otro tipo de enfermedades (cáncer, leucemia, etc.) y a otras circunstancias como a los accidentes, a las complicaciones en las operaciones, a los trasplantes, además de los problemas obstétricos.

Todo ello fue sumando y sumando, y el resultado era una reducción acusada de la población por no poder suplir la falta de sangre.

  • Buscar soluciones

Ante esta terrible situación, se pensó en obtener la sangre de personas (aparentemente sanas) para introducírsela a aquellas otras que la necesitaban.

A pesar de que hoy en día tanto la donación como la trasfusión de sangre en España son totalmente gratuitas y altruistas, hubo un pasado en el que no era así. Y desgraciadamente todavía hay países que cobran por ello.

La solución estaba clara, pero quizás los protocolos y las vías para conseguir la sangre carecían de principios éticos. Además, surgían problemas de enfermedades y muertes porque no existían los métodos de análisis actuales para valorar la calidad y compatibilidad de la misma entre donante y receptor. Eso sin contar con los medios para extraer la sangre, carentes de las medidas de higiene y seguridad actuales.

Así que con los años surgieron diferentes métodos mucho más eficaces y más seguros, tanto para el donante como el receptor de la sangre.

  • Donantes altruistas

Parece cosa de ciencia ficción, pero desgraciadamente los donantes de sangre no eran precisamente voluntarios en un pasado.

Con el transcurrir de los años, los avances a todos los niveles (sobre todo culturales), han hecho que un donante de sangre pueda elegir libremente y sin coacción. Esto en su tiempo provocó un verdadero revuelo y una forma diferente de ver la vida.

  • Campañas para donar sangre

Gracias a la labor de miles de personas que conforman los organismos oficiales, los centros hospitalarios y de salud en general, los bancos de sangre, los centros de trasfusión, las asociaciones, los grupos de voluntarios y todos los ciudadanos en general, hacen posible que el mensaje pueda extenderse a todo el mundo y que, a su vez, todo el mundo responda a ese mensaje.

La necesidad de sangre es universal, al igual que la demanda de la misma. Se requiere de todas las personas posibles para que exista reservas, aunque sean mínimas, para hacer frente a las necesidades diarias de sangre, tanto de plasma como de células sanguíneas.

Es importante recordar que la sangre no se puede almacenar, tan solo se puede tener un tiempo dependiendo de si son un tipo de células sanguíneas o de plasma.

Las campañas publicitarias de concienciación para ser donantes de sangre, son la labor de muchas personas que se han encargado de recopilar información acerca de la demanda existente a todos los niveles, y de reflejarla de tal forma que los receptores del mensaje y posibles donantes sean capaces de sentir esa necesidad y se solidaricen con la causa regalando parte de su sangre, sencillamente para ayudar a que otras personas puedan vivir.

  • Protocolos eficaces y seguros

Hoy en día ser donante de sangre no presenta ningún tipo de riesgo ya que los protocolos siguen una rigurosa metodología, el personal sanitario está totalmente cualificado y el equipo de materiales son seguros. El paciente que espera para ser trasfundido goza de las mismas ventajas que el donante.

Como hemos dicho, el avance y el conocimiento han hecho que se pueda mejorar en muchos aspectos. En este caso, el poner de manifiesto que hay enfermedades que se pueden transmitir en la sangre abrió un nuevo mundo para perfeccionar las técnicas de extracción, de trasfusión y de análisis sanguíneo, al igual que las medidas preventivas para no extender otro tipo de enfermedades e infecciones tanto al personal sanitario como a donantes y receptores.

Los análisis de sangre previos para determinar información importante como el grupo sanguíneo, la calidad de la sangre o la presencia de enfermedades, permitió ajustar mucho más las posibilidades de actuación y la optimización de la misma.

El empleo de material desechable y de un solo uso, permitió evitar la propagación de enfermedades de vital importancia incluso a día de hoy.

  • El donante de sangre actual

Es sin duda la figura más importante en todo este proceso, junto con el receptor.

Sin el donante de sangre, todo este círculo desaparece y no tendría sentido: no existiría la sangre y por tanto el recurso necesario, ni la solución al problema, ni el paciente que espera la trasfusión, ni todos aquellos que están asociados como equipo sanitario, equipo publicitario, etcétera.

El donante da parte de su sangre de forma totalmente voluntaria y de forma altruista, no espera nada a cambio, solo lo hace por ayudar a alguien más necesitado.

  • El receptor

El paciente que espera la donación de sangre es otro eslabón de la cadena sin el cual el proceso de donación de sangre no tendría sentido ya que, si no existe la necesidad, no se requiere del recurso (la sangre).

Conclusión

En el proceso de donación de sangre intervienen multitud de personas que deben tener en cuenta muchos factores para que el engranaje funcione perfectamente. Cada uno de los implicados juegan un papel fundamental y se apoyan unos en otros para que los pilares sean fuertes y se puedan levantar grandes edificaciones.

Por todo ello, el equipo debe permanecer unido y animar a nuevos miembros a que participen a colaborar de forma altruista para poder ayudar a los demás a llevar una vida digna, y que de esta forma el ciclo de la vida pueda continuar.

Donar sangre, es donar vida.