Hemos querido aportar nuestro granito de arena a esta gran causa que es la donación de sangre, para que de alguna manera todo el mundo pueda entender de una forma clara y sencilla la importancia de donar sangre hoy.

Para ello hemos hecho una recopilación de toda la información de interés acerca de la sangre (su composición, sus funciones, enfermedades principales, grupos sanguíneos), así como todo el proceso relativo a la donación (protocolos, pruebas, centros de donación, beneficios de donar sangre), además de todas las preguntas frecuentes que te puedes plantear en cualquier momento.

Estaríamos encantados de resolver cualquier tipo de duda o de ampliar información si así lo precisas, ya que nuestra misión es ayudar a los demás y facilitar en la medida de lo posible a que el donante encuentre todo lo necesario para que pueda donar sangre con total tranquilidad y confianza.

Nuestro objetivo es ofrecer una visión global del problema que entraña la falta de este líquido vital, y la importancia que tiene la donación para poder salvar vidas.

En esta web podrás encontrar mucha información ampliada en los distintos apartados.

Con tu colaboración, haces que todo esto sea posible.

¿En qué consiste la donación de sangre?

Donar sangre es aportar una pequeña parte de la tuya propia, de una forma anónima y altruista, sin esperar nada a cambio, solo por el hecho de ayudar a los demás.

Donar sangre es muy fácil. Debes tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kg y tener una buena salud. De esta manera, se pueden realizar varias donaciones al año si así se desea.

Todo el proceso de extracción sigue unos rigurosos controles, tanto para el donante como el equipo sanitario, además del material e instrumental usado durante el mismo, minimizando cualquier tipo de riesgo.

La sangre, una vez donada, pasará por múltiples análisis para asegurar 100% la viabilidad de la misma, y antes de ser transfundida, también se le hará unas comprobaciones específicas.

¿Por qué es tan importante?

Porque es el líquido de la vida, ya que en su composición se encuentran diferentes compuestos básicos que cumplen funciones primordiales. Con cualquier alteración en sus características pueden afectar negativamente sobre el estado del organismo y provocar incluso la muerte.

En la sangre se pueden diferenciar dos partes claramente: una líquida, que corresponde con el plasma sanguíneo, y otra sólida, que conforma el grupo celular.

El plasma es prácticamente en su totalidad agua, pero existe una porción muy pequeña en la que se encuentran disueltas multitud de sustancias que presentan papeles funcionales de mucha importancia para el organismo, como son las proteínas, grasas, hormonas, nutrientes, vitaminas, iones, gases y sustancias de desecho.

Entre las células de la sangre se encuentran los hematíes (encargados de transportar el oxígeno), los leucocitos (los defensores del organismo), y las plaquetas (taponan las heridas de los vasos sanguíneos impidiendo la pérdida de fluido).

Todos y cada uno de los elementos realizan una serie de funciones que importantísimas para la supervivencia del cuerpo humano.

Así pues, nos encontramos que es básica para el transporte de sustancias, para mantener la temperatura corporal, para impedir hemorragias y para defender al organismo de ataques patógenos.

Si la cantidad presente en el cuerpo disminuyera notablemente, o apareciesen alteraciones en su composición, el cuerpo estaría totalmente indefenso ante multitud de enfermedades que causarían la muerte instantánea del organismo.

¿Cómo se utiliza la sangre donada?

Tras su extracción y posterior análisis, se puede utilizar de diversas formas dependiendo de las necesidades.

El plasma, por ejemplo, se emplea para pacientes que presentan problemas en los factores de coagulación, como es el caso de las personas con problemas hepáticos.

Los leucocitos y las plaquetas son trasfundidos sobre todo en pacientes que padecen cáncer o leucemia, ya que sus niveles y calidad de estas células son deficitarios.

Con la trasfusión de sangre en pacientes con graves problemas de hemorrágicos por accidentes u operaciones, se consiguen grandes éxitos, poniendo a salvo a muchas personas al borde de la muerte.

Debido a que no se puede almacenar, se necesita un continuo flujo de donantes de manera que exista siempre una cantidad mínima disponible para cubrir las necesidades en un momento determinado.

Hay que tener en cuenta que no todas las partes de la sangre tienen la misma caducidad. Por ejemplo, los eritrocitos suelen tener una vida media alta (unos 120 días) mientras que algunos glóbulos blancos desgraciadamente pueden permanecer activos tan solo 24 horas.

Aunque el plasma sanguíneo se puede mantener durante un año, lamentablemente es la parte  más demandada, por lo que de forma continua se requiere de donantes de plasma sanguíneo.

Conclusión

Pacientes con enfermedades tan extendidas hoy en día como son el cáncer o la leucemia, enfermos sometidos de urgencia a operaciones, o personas con graves problemas hemorrágicos, son algunos ejemplos de las situaciones en las que se requiere de donación de sangre.

Existen casos en los que no se ha podido realizar trasfusiones de sangre, por ejemplo, por falta de ese grupo sanguíneo en concreto y ello ha llevado lamentablemente a la pérdida de una vida.

Por estas razones, desde aquí, hacemos un llamamiento a toda la población para que se conciencie de la necesidad de aportar cada uno nuestro granito de arena.

Todo el mundo puede ser donante, independientemente del grupo sanguíneo, el sexo, la edad… con su obra puede ayudar a mejorar la vida de muchas personas e incluso salvársela en una situación crítica.

Aunque lo ideal sería que un donante pudiera realizar varias donaciones al año (entre 3 o 4 al año), es suficiente con una sola aportación si así lo desea.

Lo importante es ser constante y seguir apoyando a esta causa sin flaquear, ya que entre todos podemos contribuir con muy poco esfuerzo.


Donación de sangre completa y donación selectiva

Preguntas mas frecuentes

¿Qué y quiénes hacen posible la donación de sangre?

6 grandes razones para donar sangre

Datos estadísticos sobre la donación de sangre en españa

Preguntas mas frecuentes
salva vidas